malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

2018: el año en que sólo leeré escritoras

colegio_nacional_macho

Foto: Eduardo Huchín Sosa con sticker amablemente proporcionado por Haydée Lugo

Me tomó años, décadas (casi siglos) percatarme de que ser lector consiste, en esencia, en leer a puros hombres. Con la esperanza de disolver esa meninge machista familiar y social con la que fui educado en las más exquisitas academias patriarcales, este año emprendo el propósito de leer sólo autoras. Antes de enumerar aquí mi lista, va la foto de un instante ocurrido ayer al mediodía: voy de la mano de mi hijo en el metro@CDMX, estación Zapata, trasbordo entre las líneas 3 y 12. En los muros del trasbordo hay un homenaje a la caricatura mexicana: mi hijo se detiene frente a uno de los pasajes en donde los moneros se autorretrataron en caricaturas. El mural es muy bonito, deberá contener aproximadamente 60 u 80 caricaturas de moneros… casi todas ellos hombres. Había yo pasado ya varias veces por ahí sin reparar en la unanimidad sexual del mural. Supongo que así pasamos por esos contextos cuasi.exclusivamente masculinos sin reparar en su anormal esperpento: normal que en los partidos de fútbol televisados haya puros hombres, normal que en el curso de informática sólo haya hombres, normal que del taller mecánico al Colegio Nacional sean sólo hombres. Así empieza el continuo que termina normalizando las diferencias de salario, la disparidad en las tareas domésticas y el acoso sexual.

Dicho lo cual, va la lista:

  1. Piscinas Verticales, de Gabriela Torres Olivares

(permítaseme aquí otra digresión: este ya lo empecé a leer: voy en la página 50. No sé si sea el síndrome del macho en remisión, pero en efecto desde las primeras líneas siento ya una ligereza, un cuidado en la composición donde la pretensión marca cuando.sea.grande.voy.a.salir.en.HOLA.como.vargas.llosa ó cuando.me.muera.tendré.un.funeral.como.el.de.víctor.hugo están perfectamente ausentes)

2. Temporada de Huracanes, de Fernanda Melchor
3. The Handmaid’s Tale, de Margaret Atwood
4. Todo o nada, de Brenda Lozano
5. El mal de la taiga, de Cristina Rivera Garza
6. Antígona González, de Sara Uribe
7. Comme une rivière bleue, de Michèle Audin
8. El clan de los insomnes, de Vivian Abenshushan
9. El libro vacío, de Josefina Vicens
10. Diario de las especies, de Claudia Apablaza
11. Les mots de la tribu, de Natalia Ginzburg
12. A l’enfant que je n’aurai pas, de Linda Lê
13. Transit, de Anna Seghers
14. Les Origines du totalitarisme, de Hannah Arendt
15. La Crise de la culture, de Hannah Arendt
16. Bitácora de mujeres extrañas, de Esther M. García
17. Nuestro mundo muerto, de Liliana Colanzi
18. La vegetariana, de Han Kang
19. Chanson douce, de Leïla Slimani
20. Trois femmes puissantes, de Marie NDiaye
21. Mejor desaparece, de Carmen Boullosa
22. Lengua madre, de María Teresa Andruetto
23. Los pasajeros del Anna C, de Laura Alcoba
24. Poesía + novela = poesía, de Florence Olivier
25. Una: la historia de Piiter y Py, de Lolita Bosch
26. Campos de amapola antes de esto, de Lolita Bosch
27. Campeón gabacho, de Aura Xilonen
28. Mujer que sabe latín, de Rosario Castellanos
29. Casas vacías, de Brenda Navarro
30. Genji monogatari. Murasaki Shikibu
31. The Lonely Hunter, de Carson McCullers
32. L’ombre, Marie de Gournay
33. Conjunto vacío, de Verónica Gerber
34. The Left Hand of Darkness, de Ursula K Le Guin
35. The Dispossessed, de Ursula K Le Guin
36. Siete casas vacías, de Samantha Schweblin
37. Los ingrávidos, de Valeria Luiselli
38. Manifiesto animalista, de Corine Pelluchon
39. ¿Por qué amamos a los perros, nos comemos a los cerdos y nos vestimos con las vacas?, de Melanie Joy
40. To the lighthouse, de Virginia Woolf
41. Un cuarto propio, de Virginia Woolf
42. Una habitación desordenada, de Vivian Abenshushan
43. Art, de Yasmina Reza
44. Heureux les heureux, de Yasmina Reza
45. La Politique du voile, de Joan Scott (Amsterdam, 2017).
46. El nervio óptico, de María Gainza
47. Saga de los confines, de Liliana Bodoc
48. Amadora, de Dominique Simonnot.
49. L’Ère du soupçon, de Nathalie Sarraute
50. Lo que sea de Herta Muller
51. La guerre n’a pas un visage de femme, de Svetlana Aleksievitch
52. Lo que sea de Christine Angot
53. El corazón es un cazador solitario, de Carson McCullers
54. Isla de bobos, Ana García Bergua
55. Después del invierno, de Guadalupe Nettel
56. Chicas muertas, de Selva Almada
57. ​The God of Small Things, de Arundhati Roy

Anuncios

2 Respuestas a “2018: el año en que sólo leeré escritoras

  1. Carlos 19 enero, 2018 en 21:02

    Es poco tu propósito de títulos numerados considerando lo talegudo que ya estás leyendo a puro macho tanto tiempo asegun describes pero te felicito por el entusiasmo Saludos Padriné..!

  2. Pingback:Realismeando contra el muro horizontal del espacio :: Piscinas Verticales, de Gabriela Torres Olivares | malversando.blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: