malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

Eduardo Buscaglia, sobre la detención de Hank

HANK: REGALO ANTICIPADO DE NAVIDAD A LA MAESTRA

Por Raúl Ramírez Baena*
Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste, AC

vía Vanessa.Farfán.facebook 

“Cualquier prueba obtenida con violación de derechos humanos será nula”
Artículo 20, apartado “A”, fracción IX, Constitución Política de los EUM

Con el título de este artículo se expresó Edgardo Buscaglia, economista y abogado experto en temas de Crimen Organizado; consultor de la ONU que acaba de terminar una misión en Afganistán para ese organismo mundial y profesor invitado del ITAM en la Cd. de México, en una entrevista solicitada y concedida para la Revista Contralinea el 09 de junio pasado, en ocasión de la Conferencia Internacional “Globalización del Crimen Organizado y el futuro de la Democracia en el Mundo”, organizada por la Fundación Heinrich Böll en Berlín, Alemania, donde compartimos el panel sobre México.

Conocedor profundo de la realidad política mexicana e interlocutor con personajes de alto nivel en el gobierno, con ONG, diplomáticos, académicos y periodistas, por algo se expresa así Buscaglia sobre la detención de Jorge Hank Rhon, no precisamente para asumir su defensa.

Y va más allá: “La detención (de Jorge Hank) fue un pacto mafioso entre los grupos que trabajan dentro del Estado para proteger a la delincuencia organizada. En México, al igual que en países como Rusia, el crimen organizado se institucionaliza y se observa que grupos que trabajan dentro del Estado realizan pactos mafiosos entre ellos para proteger a diferentes organizaciones criminales o para deshacerse de actores políticos que le son inconvenientes o que trabajan para los grupos delincuenciales”.

Y contundente, Buscaglia remata diciendo que a pesar de que existen antecedentes criminales de Hank Rhon ventilados ante la opinión pública, su captura está lejos de demostrar que en México prevalece el Estado de Derecho.

“No es solamente un cártel externo al poder público el que hay que combatir, hay que combatir a la mafia dentro del mismo Estado, entonces el hecho de que hoy estén deteniendo a un actor político por más buena o mala opinión que se tenga de él, no significa que el Estado de Derecho esté prevaleciendo en México; todo lo contrario.

“En el mundo mafioso existe tal simbiosis entre el Estado y la delincuencia organizada, que los más fuertes son los que están asociados con los grupos organizados de mayor poder, que en este caso es el de Sinaloa. Ellos expulsan a los actores políticos que son perseguidos, que no obedecen, entonces el Estado forma parte de la estructura mafiosa del poder en México”, afirmó contundente.

Recordemos que en el marco de las elecciones de 2006, Jorge Hank apoyó con todo la candidatura de Roberto Madrazo, enemigo jurado de “la maestra” Elba Esther a quien ésta prometió acabar, y lo logró. Por otra parte está el apoyo que dice Beltrones da el Congreso de la Unión a Calderón en su plan anticrimen (El Universal, 04 de junio de 2011, pp.). Manlio Fabio agregó en Los Pinos que “el régimen de derechos, libertades, y también de responsabilidades, ha sido resguardado a lo largo de nuestra historia, aun en las horas más difíciles (…) La continuidad de los procesos institucionales aseguran la capacidad del Estado de hacer frente a cualquier exceso de autoridad o amenaza contra la nación”. Al día siguiente, detienen a Jorge Hank violando sus derechos y libertades.

A pesar de la Jurisprudencia de la Suprema Corte que increíblemente avala las violaciones a los derechos humanos por el ejército, misma que invoca la Jueza Novena de Distrito con sede en Tijuana, Evelia Parra, para justificar el allanamiento y cateo ilegal y la detención arbitraria de Jorge Hank, el gobierno mexicano realizó una desaseada detención del magnate de los juegos y apuestas, violentando los procedimientos legales y las garantías amparadas por la Carta Magna, cosas que no suceden en una democracia.

Las ONG de derechos humanos hemos documentado y denunciado por todos los medios posibles desde 2009, incluso ante la CIDH en Washington, las graves violaciones a los derechos humanos de civiles y policías (que continúan sin freno hasta la fecha), señalando al ejército, a la Policía Estatal Preventiva de Baja California y al entonces jefe policíaco de Tijuana, Tte. Cor. Julián Leyzaola, premiado con la titularidad de Seguridad Pública en Cd. Juárez, a pesar de tener sendas Recomendaciones de la PDH y la CNDH en su haber por el delito de tortura.

Pero no es sino hasta que el ejército y la PGR tocan a miembros de la clase político-empresarial cuando reaccionan. Ahí están los casos de violaciones a las libertades de Jorge Hank y de la diputada local de Baja California Claudia Agatón, del PT, en un retén militar. O el allanamiento y cateo militar violento en los domicilios del Ing. Luis López Moctezuma, ex diputado federal, ex Rector de la UABC y ex Secretario de la Sidue del gobierno de Baja California; de un ex funcionario municipal de Mexicali y de un alto ejecutivo de la empresa Urbi, cuando se exige la salida del ejército, no antes, cuando se lesiona al pueblo.

En el caso Hank, el fondo no es si el ejército atendió una “denuncia anónima” (se abusa de esta figura, así como del arraigo y de declaraciones de “testigos protegidos” o de personas torturadas para inculpar a terceros), si se sembraron o no las armas, si dos de éstas están involucradas en otros delitos, si hubo flagrancia o no, etc. La ley, en México, se utiliza para vendettas, estadísticas, utilidad política, negocios ilícitos, etc.

Lejos quedó la advertencia del Congreso de la Unión a la Procuradora Marisela Morales de no politizar la procuración de justicia, y la promesa de ésta de que “no usará a la PGR como instrumento político” (ForoTV, 06 de abril de 2011).

Así las cosas, la libertad de Hank no se litiga en los juzgados; en todo caso, se negocia en Los Pinos, en el Senado y en La Jolla, CA.

Una respuesta a “Eduardo Buscaglia, sobre la detención de Hank

  1. Gilberto Rodriguez lz./ 22 julio, 2011 en 18:53

    Interesantes observaciones de un profesional en la materia. Abogado y Economista, ademas de una amplia experiencia en temas relativos.

    Gilberto Rodrieugez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: