malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

El Gran Estudio, por Zeng Zi

Para poner en orden su país hay que comenzar por arreglar la casa. Para arreglar la casa, hay que comenzar por perfeccionarse uno mismo. Para perfeccionarse uno mismo, hay que empezar por la rectitud del corazón. Para rectificar su corazón, hay que comenzar por sincerar la intención. Para volver auténtica la intención, hay que comenzar por desarrollar su conocimiento; y el conocimiento se desarrolla examinando las cosas. Es examinando las cosas que el conocimiento adquiere su más amplia extensión. Una vez ampliado el  conocimiento, la intención se sincera; y una vez la intención auténtica, el corazón se rectifica. Alcanzada la rectitud del corazón, uno se perfecciona. Al perfeccionarse uno, la casa se arregla; y nos es sino hasta que la casa se arregla que se pone en orden el país; y cuando todos los países han sido ordenados, la Gran Paz se logra en el universo.

Fragmento de El Gran Estudio (daxue 大学)
Texto atribuído a Zeng Zi (505-436 aC), discípulo de Confucio
Traducción a partir de la versión francesa de Yuzi Ouyang

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: