malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

Parábola Número 4

Sabe esperar, aguarda que la marea fluya
–en la costa un barco–, sin que el partir te inquiete.
Todo el que aguarda sabe que la victoria es suya;
porque la vida es larga y el arte es un juguete.
Y si la vida es corta
y no llega la mar a tu galera,
aguarda sin partir y siempre espera,
que el arte es largo y, además, no importa.

Parábola #4: Antonio Machado

El arte, juguete largo sin importancia. Y la artesanía larga, y la narrativa larga, y larga la vida de las cosas, de los árboles, de las tortugas, también del hombre.

Un hombre llora en un puente sobre un canal diagonal, entre la clínica y el estadio. El puente es un dilema, el llanto largo y las opciones son dos: clínica o estadio, placenta o combate, inmovilidad o acción. Bajo el puente pasan barcos cargados de arena, ni los barcos ni la arena pertenecen al dilema, por más que la arena sea el fundamento de la construcción y ésta una suerte de acción.

En movimiento retroactivo, el hombre camina como los cangrejos, con los ojos espaldados, con las espaldas oculares, todo un campo de visión abierto en los omóplatos, sí, y su caminar adquiere la contradictoria prestancia del oxímoron. Ojos omóplatos oximorones.

De espaldas a todo el mundo, el hombre entra a la clínica, y su entrada, al ser de espaldas, no puede considerarse un regreso, sino sólo una primera vez invertida: el hombre pasa por primera vez por todos esos momentos que ya vivió. Un paso de lenguaje: estas letras son, retroactivamente hablando, una primera vez.

(Paréntesis tipográfico: hay palabras biacentuadas, como período o periodo, como quiromancia o quiromancía, como ícono o icono. Y escritores heterógrafos, como Juan Ramón Jiménez, que cambiaba la g por la j, o el portugués que escribió La Máquina de Hacer Españoles, de cuyo nombre no puedo o no quiero porque sin duda no logro acordarme: sé que se apellida mae, y que insiste en escribirse con minúscula por igual: ni su nombre propio ni sus textos aspiran a la mayúscula: su tarea es minúscula). Ya fuera del paréntesis os digo: en matemáticas, como no se escribe como, sino :: ¿Mucho mejor, no? Cierra paréntesis.

El hombre de espaldas retroactivas saluda (se despide) de las recepcionistas, dos encantadoras muchachas recepcionistas, dos sonrisas integradas de simpatía, cortesía, algarabía: dos sonrisas femeninas bienvenidas. Comentario sexista al margen: qué pocos hombres hay en la recepción, qué poca recepción es una recepción sin hombres: los hombres no son aptos para dar la bienvenida, acto generoso, acto yin, acto hospitalario por antonomasia.

Es una clínica de tres pisos. En la clínica conviven jóvenes y viejos. Los viejos que ya no aspiran a la esperanza sino únicamente a la sobrevivencia digna (y a veces ni a eso) están en el primer piso, los jovenes, los adultos operacionales y los viejos que no han agotado el indicativo tanque de futuro que se asocia con la esperanza también están en el segundo piso (son los menos, todo hay que decirlo). También hay señoras gordas en el segundo piso.

En el tercer piso está el gimnasio de medio día. En el subsuelo hay una piscina terapéutica. En la planta baja está el restaurante. No hay cafetería. Tampoco internet. El espectáculo se limita a una sala de televisión con pantalla de plasma. Hace algunos años eso hubiera pasado por un cine. Dentro de unos años eso, esto y todo lo demás, habrá pasado.

El estadio no lo voy a describir porque todo el mundo lo conoce. El estadio plateado aquel donde tantos han salido campeones.

Creo que es todo por hoy

Anuncios

Una respuesta a “Parábola Número 4

  1. Mediopelo 23 abril, 2010 en 09:06

    Amigo, ¿qué equipo ha sido el último en salir campeón de ese estadio? Déjame que lo adivine… ¿sería allá por 2006?

    ¿Cuál es la dirección de correo que consultas habitualmente?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: