malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

el cangrejo Oximorón

(Se advierte que este texto probablemente tenga faltas de ortografía porque no ha sido corregido aún) (Su autor es perfectamente irresponsable)

Una clínica, decia. Un canal diagonal. Barcos cargados de arena que pasan por el canal. El estadio grande, plateado, elíptico. Así se veía desde la ventana del cuarto en donde convalecía.

No lo estamos logrando. Ni tú en la lectura ni yo en la escritura. Estamos cansados, traemos el día en la espalda, duelen las vértebras dorsales, quién sabe dónde estés tú cuando esto escribas, quién sabe dónde esté yo cuando esto lea: sabrá Dios, o el real, o aquel. El hecho es que no lo estamos logrando. Respira. Vuelve a empezar.

Sabemos hacia donde nos dirigimos: el pasado: el instante del accidente, el momento en que tomo la bola, miro a mi izquierda y. No. Todavía no.

Sabemos también que estamos en el presente de este punto que avanza hacia atrás como el cangrejo Oximorón. Hasta ganas me dan de mandarlo todo, hospital, accidente, rodilla, rugby, al diablo para contar la historia del cangrejo Oximorón. Sí, lo voy, lo vamos a hacer.

Hagámoslo. Hagamos al cangrejo Oxímorón. Un cangrejo que, en honor a su reputación semántica, camina hacia atrás, no en el espacio, sino en el tiempo. Un cangrejo que atenaza un instante entre sus pinzas y a partir de él desmadeja la bola de estambre de tiempo que lo precede. El cangrejo Oximorón dice: hoy, ahorita ahorita: hoy me dieron de alta. Y de ahí pal real, hacia atrás, la clínica, el estadio, el canal diagonal, las larguísimas sesiones de reeducación, la máquina de plegar rodillas.

El cangrejo Oximorón tiene dos pinzas con las qué causar rupturas, desgarros, desmenuzamientos. Las pinzas de Oximorón son diagonales: aquí una pinza \ ; acá otra pinza /. Una característica del Oximorón es que es fácil dibujarlo: ni siquiera hay que salirse de esta eterna línea hacia que es un texto. Les presento al cangrejo Oximorón: \ /

Evidentemente es una representación icónica del cangrejo. Tú dibujas únicamente las pinzas, en mi cabeza se forma un cangrejo. La parte por el todo. Esa figura retórica tiene un nombre de cuya forma no logro acordarme. ¿Meto? ¿Nimia? Metonimia. Creo que ese es el nombre \ / ~= metonimia de cangrejo. La parte. El todo. ¿Dónde está el todo?

La historia del cangrejo Oximorón casi no es historia de tan simple, de tan básica, sintética como un chiste. Un chiste que no hace reír. El cangrejo se llama así, Oximorón, porque su movimiento es contradictorio. El cangrejo camina hacia atrás en el tiempo, pero para hacerlo, para pronunciar su secuencia inversa (salí del hospital, luego me operaron, después tuve un accidente) necesita decir, contar, narrar y esos tres verbos nacen orientados hacia adelante, te cuento de izquierda a derecha (lenguas semíticas abstenerse o invertirse), empiezo a contar aquí, sigo acá y termino hasta acá, donde el punto este. ¿Viste?

Un cangrejo que necesita contar para adelante para poder caminar hacia atrás. Por eso se llama Oximorón. Se hubiera también podido llamar Contradicción, pero ese no es nombre de cangrejo. Tampoco de figura retórica. Y como todo botanista sabe, los cangrejos son las figuras retóricas de la roca. O del mar. Sabrá Dios. ¿Y el real?

El real es este espacio del que no me puedo deshacer, el metro donde te voy leyendo para que me sigas escribiendo, el día pesado a cuestas en la espalda, el cangrejo Oximorón estacionado porque sus tenazas diagonales como canal no se avocan aún a su trabajo forzado: desmenuzar el tiempo: ayer me dieron de alta de la clínica: me puse triste, quería seguir enfermo, deseaba que la vida fuera una reeducación infinita, rectilínea, feliz de presas isquiotibiales, pelotas hinchadas de aire a prueba de equilibrio y caminatas en medio protegido. Por eso me puse triste: porque en la vida real pal real es campo abierto, no hay barandales donde apoyar la marcha ni un fisioterapeuta que vaya junto a ti corrigiendo el movimiento al tiempo que te indica el camino.

Instantes después de que me diaran de alta (u horas antes, da igual) fui al que fue mi cuarto: el lugar donde dormía en la clínica. Habitación 230, en una esquina del corredor. Por ahí llegaban las enfermeras con morfina, con bolsas de hielo, con compresas de consuelo. Era una vida clara y serena: las decisiones se habían tomado ellas solas de antemano. Si el dolor no te despierta de madrugada, lo hace una enfermera a las 8h30: trae el desayuno. Frugal, rutinario, repetitivo: té negro con leche, dos rebanadas de pan, mermelada, mantequilla, jugo de naranja. El compañero de habitación (un cojo con el brazo enyesado, o un hindú con tres fracturas, una por cada piso de la caída, da igual) se despierta, se despereza, se dan o no se dan los buenos días, depende del ánimo, de la noche, del dolor.

Sabían a gloria esas tostadas de pan con mermelada. No eran tostadas, estaban crudas, pero la puntualidad, la generosidad, la certeza de saber que esas rebanadas eran una institución perpetua las elevaban al cielo de las tostadas del hotel con más estrellas de la constelación.

Bosteza el cangrejo Oximorón. Lo aburre la nostalgia. ¿750 palabras? Creo que nos pasamos. ¿Ya te dormiste?

3 Respuestas a “el cangrejo Oximorón

  1. paso a paso 25 marzo, 2010 en 23:06

    Que onda Harmodio,
    todos sabemos que el ritmo pasa a diferentes tiempos segun la rola, pero: como explicarselo a los relojes?

    Saludos

  2. paso a paso 26 marzo, 2010 en 03:29

    apenas puedo kn el facebook men🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: