malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

domingo, passage.molière (17h52)

Usted se dispone a retomar el texto que escribía en ocubre pasado. Un texto escrito por encargo que se salió de las manos. Ya lleva usted tres semanas de inmovilidad debida a una lesión de rodilla y tobillo: no ha tocado usted la pluma en todo ese tiempo, lo cual es una paradoja pues usted se queja constantemente de no tener tiempo para escribir.

El encomendador del texto le ha llamado a usted el día de ayer. Usted se ha comprometido a tener el texto listo para el próximo martes, es decir dentro de 48 horas. Usted considera, por un lado, que el texto aún no está listo: se impone el bomberazo, el maquinazo, la fuerza de la voluntad sobre el trabajo razonado.

Abrirá usted el texto en dos vertientes: una para el encomendador, que cumpla con el contrato: un texto para estudiantes de español en un nivel de lengua elemental. La otra vertiente, la más egoísta, llevará ese texto hasta sus últimas consecuencias: una historia perversa contada como cuento para niños. Pretende usted publicar esta historia en el curso del 2010. En el fondo a usted le sobra tiempo para escribir, pero hay cosas que lo distraen: la bebida, la vida social, la Champions League, las series policiacas por televisión. En el fondo usted sería feliz manipulando al infinito el control de la televisión. ¿Por qué se obliga entonces a escribir? Notoriedad, eso es lo que usted busca. Hoy por ejemplo, leyó usted que un escritor joven, mexicano, acaba de obtener un premio, y de inmediato usted se pone verde de la envidia y, ahora sí, moviliza sus fuerzas creativas. Lo que lo levanta del sillón futbolero no es la creación: es el ego.

Levántese, pues. Clone el texto: llámelo El Señor de la R (versión para estudiantes japoneses) por un lado, por el otro Ejercicios de español para actriz porno (versión para adquirir notoriedad). El primero se estructurará en capítulos, entre cuyos goznes habrá ejercicios para el estudiante, ejercicios de comprensión, de aptitudes léxicas, de ejercitamiento semántico. En la otra versión sustituirá los goznes por juegos del lenguaje acaso inspirados en el OULIPO: ejercicios de racismo, clasismo, exclusión (vertiente criolla hispanoamericana), ejercicios de sadismo sintáctico y semántico (hambre, desempleo, desigualdad): ejercicios todos ellos orgullosamente mexicanos.

Apréstese entonces a la pluma, y deje de sobre.exponerse a la luz verbal del blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: