malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

exordio a un estudio del espacio en Amado Nervo

Prólogo, dos puntos: dos siameses en la frontera o la frontera entre dos siameses. Ambos, fronteras y siameses, son secretamente privilegiados porque sintetizan y concentran dos cuerpos, dos lugares, dos instancias en una sola. Ambos encarnan la experiencia del otro siendo exactamente quienes son, a la vez locales y extranjeros. Semejante al siamés o a la frontera, el prólogo contiene una sustancia doble: la realidad fáctica del mundo por un lado (Está usted sentado en el metro o en el sofá de su casa, tiene usted una compilación de novelas cortas de Amado Nervo entre las manos) y la realidad lingüística de la ficción por el otro (Este era un payaso que tenía una hija). Aquellos lectores aquejados por la realidad leerán con atención el prólogo y disfrutarán de las sesudeces que el prologuista teje con la finalidad de atrapar, asir, pescar el relato entre las redes de lo real. Los enfermos de ficción, en cambio, lo pasarán por alto y prisa para adentrarse de lleno en la irrealidad del relato. Prólogo o no, ambos se encontrarán en el punto inicial de la lectura: frontera donde la realidad circundante se disuelve. Cerrados a la realidad, abiertos a la ficción, los ojos se concentran en una línea, la línea infinita de la literatura, línea de dos sentidos: lectura y escritura, narración e interpretación, creación y creencia: crear y creer son verbos fronterizos, por eso sus primeras personas se confunde en un siamés: yo creo.

.*

“Los prólogos no me gustan ni para remedio”, confiesa Amado Nervo en el prólogo a la novela Pascual Aguilera (Costumbres Regionales). Miente. Al menos cuatro novelas suyas van precedidas por un prólogo. Los prólogos de Nervo son breves. Acaso intuye que, al cruzar la frontera entre ficción y realidad, el lector se encuentra en un momento vulnerable, propicio para sembrarle una duda, clavarle un acicate argumental o tutearlo sin ningún recato.

.*

Metaprólogo, dos puntos: prólogo del prólogo. Este es el prólogo para una compilación  de  narrativa de Amado Nervo. Su título debiera ser

Exordio a un estudio del espacio en Amado Nervo

Su finalidad: analizar, con la ayuda de una computadora, las expresiones espaciales en las novelas de Nervo. Objetivos colaterales: probar la resistencia de sus materiales literarios: estimar el deterioro que el tiempo ha causado en sus estructuras. Pseudo-metodología: entregarlas a un lector cobaya, narrador incipiente, nacido aproximadamente cien años después de Nervo, cuyos hábitos de lectura horizontal (lectura de papel) han sido deformados por las impaciencias propias de la lectura vertical (lectura de cristal), también llamada navegación compulsiva por Internet. Primera observación: los prejuicios críticos del lector cobaya aniquilan cualquier impulso por levantar siquiera el ejemplar de novelas del anaquel donde se marchita desde hace meses: no hay mejor censura que el consenso: la cuarentena crítica es un coro de voces autorizadas que, de Los Contemporáneos hasta José Joaquín Blanco (“todo lo que Nervo toca se vuelve lugar común”), cruza de orilla a orilla el siglo XX repitiendo el mismo lema con tenacidad primaria: Nervo es el Rey Midas de la cursilería.

.*

Pausa publicitaria, dos puntos: gracias a los mecanismos de la Literatura Huiqui (véase www.literaturawiki.org) es posible reformular, reescribir, corregir al gusto del cliente la frase de José Joaquín Blanco, que rebautizada bajo el título Midas_de_la_cursilería.jjblanco.harmodio.wiki, daría

No todo lo que Nervo toca se vuelve lugar.

Sin sentido aparente, esta nueva versión tiene el beneficio de la duda: ¿qué significa volverse lugar? ¿Qué frases, qué medios de expresión, qué giros lingüísticos, qué parte de la prosa de Nervo opera el acto y efecto de volverse lugar? Fin del metaprólogo. Lugar al prólogo.

[…seguir leyendo]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: