malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

sábado, passage.molière (11h35)

Ha sido un mes de septiembre soleado. Han sido dos años duros. Ha sido un túnel, tanto para el blog como para el escriblogro que lo contiene. Pero hay formas incontenibles, o narcisismos inmarcesibles (esta última metáfora parece extraida de un discurso mafio.político): digamos mejor: inmarchitables narcisismos que regresan siempre a morderse la cola, a contar su vida, a decir: obtuve lo que deseaba (publicar), me explotó en la cara, ya regresé a esta forma mía que me vio nacer y que ahora se encuentra súbitamente envejecida: el blog. / Desde el alumbramiento de Musofobia, hace un año y cacho, no hubo manera de que este blog levantara cabeza. Se le sentía solo, viejo y acartonado: como danzando para públicos imaginarios. Había que darle una sacudida. Regresar al origen: el del espejo exhibicionista que en sus buenos días tiene algún interés, y en sus malos es un libro contable que da fe de los avatares de un ejemplar más de la especie, un granito de carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrogeno y lenguaje rindiendo sus cuentas, diciendo, diciéndose: aquí estoy mientras dure. / Así que con la venia de la concurrencia, se retiran los cortinajes de cartón y se regresa a aquella modesta empresa de dar el parte de paz (mientras dure). / Reporto que tengo un chingo de trabajo, reporto que trabajo construyendo sistemas de resumen automático dentro de una disciplina científica periférica: el Tratamiento Automático de la Lengua. Repórtole que vivo con Hanna, una mujer de belleza y temple, junto a quien en las buenas subo al Himalaya y en las malas buceo por el bolsón de Mapimí. Reporto también que en dos meses perderé mi trabajo porque así lo estipula el contrato y esto no es una tragedia ni un atropello: la fecha se conocía desde que lo firmé hace dos años. Reporto un mes de septiembre inauditamente soleado por estos rumbos de Saint-Ouen, que a todo esto está en Francia, a unos 400 metros de su capital. En fin, me reporto aquí de nuevo, mi general, listo para dar fe de las intrascendencias cotidianas, dispuesto a librar la modesta batalla diaria del exhibicionismo, libre ya de ese fardo de la respetabilidad que este teniente de la pluma creía deber mantener por el sólo hecho de haber publicado un atajo de papel llamado Musofobia. Sea el que es, soldado, tenga su pluma, teniente, vuelva a aquel tono anterior ligero: esto no es más que un ping-pong diario, quince minutitos para calentar la mano: reportándome aquí, mi general, a punto de retomar la escritura con un cafecito instantáneo. / Acepto que esta pesadona prosa está muy castigada por la lectura del Pancho Villa de Taibo. / Sabadito, mediodía: váyase a usted a escribir: mañana seguimos platicando.

2 Respuestas a “sábado, passage.molière (11h35)

  1. paso a paso 28 septiembre, 2009 en 16:30

    Quiuboles Jorge,

    que chido que se te lee animado y reflexivo. Si se extrania el blog de antes, con el baron, andrei etc, diciendo aqui sus penas y desglorias.

    En que va Villa?

    Ya vio a zapata?

    El Victor

  2. Alex Escalante 28 septiembre, 2009 en 19:12

    En efecto, creo que más de uno extraña ese weblog personal que yo siempre admiré por honesto. Bienvenido a la lucha diaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: