malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

la distracción del verdugo

En su discurso de atribución del premio Nóbel (1961), Ivo Andric cita, como modelo narrativo supremo, “el que se dedica, como la legendaria y elocuente Sherezade, a distraer al verdugo, a hacerlo esperar para suspender la inevitable condena de muerte y prolongar por unas horas la ilusión de la vida y la duración“.

Hacer esperar al verdugo. Suspender por unas horas, o días, o meses nuestra condena de muerte. Sumergirse en la ilusión de vida. Probar con la punta de la lengua unos segundos de eternidad. Para eso sirve la literatura. No es poco. Palabra de Andric.

4 Respuestas a “la distracción del verdugo

  1. Luis R Sand 4 octubre, 2009 en 03:34

    Tío:

    ¿Tienes la referencia completa?

    Te lo agradecería.

  2. Harmodio 5 octubre, 2009 en 14:06

    Tío: va la referencia:

    Ivo Andric. Le Pont sur la Drina. Belfond (Francia). Postfacio de Pedrag Matvejevitch

    Los discursos de aceptación de los premios Nóbel quizás los puedas encontrar en el sitio de la academia sueca

    un abrazo.

  3. Harmodio 5 octubre, 2009 en 14:06

    ooops… olvidé el año: 1994

  4. Luis R Sand 7 octubre, 2009 en 11:31

    Vale, gracias… Pa terminar de amaestrarme y pedir refugio en Belice.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: