malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

la pasión de jackson según beigbeder

Le_public_m’a_tuer.fréderic_beigbeder.harmodio.wiki
(Tomado de la revista Voici)

“La muerte de Michael Jackson me ha afectado anormalmente”

Nuestra emoción es más intensa de lo que esperábamos. Les voy a explicar por qué están ustedes tan tristes: porque son ustedes culpables de inasistencia a persona expuesta a un peligro irreversible para su integridad física. Todos somos cómplices de este asesinato colectivo. Como Jean-Baptiste Grenouille en la parte final de El Perfume de Süskind, Michael Jackson ha sido devorado por nosotros: la turba de sus admiradores.

Lo mismo cuando Britney Spears canta “¿Acaso quieres un pedazo de mí?”. Sobre las cajetillas de cigarros dice “FUMAR MATA”. He aquí lo que habría que inscribir en las portadas de los discos de Jackson: “¡CANTAR MATA!”. Porque desde que tenía 5 años este hombre no conoció un solo segundo de normalidad. Mentalmente deschavetado, sexualmente desordenado, físicamente desfigurado: todo eso para entretenernos. Sí: a nosotros: su vida era nuestro espectáculo.

Michael Jackson fue la primera star post-humana: el niño Dios en traje de Peter Pan sacrificado mesiánicamente. Usted y yo fuimos testigos de su calvario sin parpadear. Llevábamos 15 años pitorreándonos de él: ahora lo lloramos con lágrimas de cocodrilo: nuestra vergüenza nos emociona.

Jackson intentó avisarnos. “Déjenme en paz (Leave me alone)”, “Sangre sobre la pista (Blood on the dance flor)”, “¿Alguien ha visto mi infancia? Busco el mundo de donde provengo” (tema del soundtrack de Liberen a Willy compuesto por Jackson en 1994: los sollozos no lo dejan terminar de cantar). Sus últimos tres discos son llamadas de auxilio. En 1997 evoca explícitamente su adicción a los analgésicos en la canción Morfina: doce años antes de la sobredosis.

La fama, ahora lo sabemos, es la destrucción de un individuo a manos del amor. Nuestra única circunstancia atenuante en esta masacre del más grande cantautor popular del siglo XX (organizada, planificada y multi.difundida por mundo.visión) es que se trata de un crimen pasional.

2 Respuestas a “la pasión de jackson según beigbeder

  1. Alex 21 julio, 2009 en 18:40

    Muy lúcido. Estoy 100% de acuerdo. De hecho, cuando todo sucedió yo sentí mucha lástima por él. Es más: desde el dichoso escándalo de la pedofilia, que creo que ni siquiera se comprobó. Y la gente sigue llamándolo por ahí pedófilo. En fin… así es esa fama. Devoradora.

  2. Gustavo Muñoz 26 julio, 2009 en 17:14

    La paranoia es también devoradora. Esa te devora solita. Aísla. Encuentra bullies donde hay amigos, compañeros, camaradas. Y esto le pasó a Jackson también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: