malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

ensayo de lingüística general

Caminaba por la calle Montorgueil hoy por la mañana bajo un clima seco en donde no nevaba ni llovía ni hacía frío, acaso una embarrada de nubes indecisas sobre un cielo delimitado por los bordes de las azoteas. En una esquina había un puesto de libros usados, es decir manidos, demasiado vistos, y si no demasiado leídos (ningún libro puede ser demasiado leído) al menos demasiado llevados y traídos, amarilleados por el tiempo, las pastas blandas y arrugadas como consecuencia de la multitud de manos que los han manipulado, sea para leerlos, sea para ojearlos o llevarlos o traerlos. No había gran cosa, ¿gran cosa?, ¿qué es gran cosa?, no sé, clásicos, autores clavados en el imaginario colectivo, o autores de culto, nombres con vocación de herpes secreto y transmisión de boca en boca: eso sería gran cosa. Caí pues en Jakobson, o para ser más preciso mis ojos dieron con Jakobson, o inversamente su nombre dio con mis ojos y tras mis ojos estaba la conciencia, el saber, la red cirquera de neuronas que sostienen su nombre, lo poco que sé de él, los lugares donde lo he aprendido, el diámetro de la calvicie de los profesores que me lo han enseñado, el escote de una lingüísta iraní en un salón de clases que ya no recuerdo. Sobre el ejemplar, un pegote o una estampa o una calcomanía o una calcamonía, es decir un objeto de reciente creación, un objeto que aún no ha alcanzado su nombre por tratarse de algo nuevo y por tanto todavía resistente cualquier síntesis vocal que sea capaz de concentrar el significado de un pedazo de papel que se pega. El pegote decía Circulalibros siendo la traducción mía porque la palabra francesa no cabe en mi lengua: Circul’livres, mi lengua es reacia a los apóstrofes, desde mi lengua las palabras se preguntan qué son esas comas aéreas que se elevan del ras de texto para ir a puntuar sabrá dios qué celestiales fenómenos allá arriba. Recuérdese que estamos en la calle Montorgueil, en una mañana tardía, seca, vagamente nublada sobre un puesto de libros. Como es la costumbre, quien preguntamos por el precio del libro de Jakobson, pero el tenedor del puesto no da color ni cifra porque los libros ahí son gratis, sin embargo gratis no es la palabra porque todo lo que es gratis presupone un precio y el ejemplar de Jakobson no lo tiene; el ejemplar de Jakobson tiene un pegote que anula en él toda aspiración a la propiedad privada afirmando a voz en cuello: no soy de nadie, o mejor aún soy de todos, como las piedras o las hojas del árbol del parque. Con menos retórica, con más calmita, la tenedora del puesto me explica que quienquiera que pase se puede llevar cualquier libro. Ellos están ahí el segundo sábado de cada mes para que los lectores regresen los libros que ya leyeron y se lleven libros nuevos sin inscripción ni pago ni foto ni estado de por medio. Tomo a Jakobson con una mano y con la otra le sonrío al tenedor del puesto con la gratitud de una palabra recién nacida o de una fruta que pasa del árbol a la boca con la gracia de una metáfora dulce o de una enfermedad gozosa.

Una respuesta a “ensayo de lingüística general

  1. Gustavo Muñoz 12 julio, 2009 en 01:07

    Creo que es justo que hagamos eso con los libros. A los lectores los libros nos llevan a sus cuevas o a sus campos soleados por una o dos semanas y luego nos regresaran a nuestra vida cotidiana sin garantía alguna. Sin preocuparse por el efecto colateral que tendrán en nosotros. Los libros no tienen escrúpulos.
    ———–
    El comentario anterior de @Carolus es spam. Si googleamos o bingueamos la frase que copia al principio: “No debería leer esto… Es retorcidamente maquiavélico.”, quedará al descubierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: