malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

cerebro muerde.polvo

Presenté el concurso. Lo presenté en forma escrita y después en forma oral. Concursar es una tortura: el cerebro es un galgo con los contrincantes mordiéndole el polvo de los talones. El polvo de un cerebro que corre una carrera intelectual. El premio: un puesto de trabajo en un centro de investigación. Los concursantes: siete hombres y una mujer, presumiblemente menores de 37 años. Los jurados: dos mujeres y cuatro hombres, presumiblemente mayores de 40 años. El concurso se llevó un mes de mi escritura, como se la llevan tantas otras cosas: el salón del libro, una semana de festejos: mi escritura es polvo cerebral liviano e indisciplinado. También mi lectura, que prefiere la veleidad caprichosa, el hipervínculo infinito del internet a la consistencia paciente, a la celulosa lenta de los libros. / El concurso te mete en él: el concurso es un acto de violencia. Perder el concurso es quedarse fuera: ¿a quién le gusta quedarse fuera, ser inferior, colero, perdedor, abajeño, último de la lista? Así es el mundo ahora: se nace con el pecado original del looser, con el ninguneo en la frente, se nace en amalgama con la masa, se nace siendo un corolario de la sobrepoblación: se nace siendo casi nadie. Y se aprende que hay que llegar, subir, arribar, triunfar, ser alguien, con todas las dificultades que eso conlleva cuando se pertenece a la especie dominante: con cada nuevo millón de hindúes la probabilidad de ser alguien se reduce. / Ser alguien significa dos cosas: 1) tener con qué sobrevivir la quinena, el mes, el año, el quinquenio que viene, y 2) ser visto, ser visible, ser reconocido, retereconocido. Podría agregar también: 3) hay que parecer feliz, parecer joven, no haber dado el viejazo, haber hecho uno o varios buenos matrimonios, no estar solo, no vivir en la periferia sino en el centro: todas esas mierdas. / ¿Es así? Pues bien: enróllense su happy meal existencial e introdúzcanselo colectivamente en su emprendedora, optimista, ganadora y feliz parte.

AQUÍ
SE
VIENE
A
VIVIR
(whatever that means)
(to love or to be loved, to get or to be gotten, to rain, to drain, to brain)
(let it be)
(weboz)

Anuncios

4 Respuestas a “cerebro muerde.polvo

  1. Alex 25 junio, 2009 en 19:09

    Coíncido con tus sentimientos, mi querido Yorch. Así es este jodido mundo de las apariencias. Pero bueno, concursaste. Ya nos platicarás qué sucedió con el concurso ése…

  2. Jerf 25 junio, 2009 en 21:39

    ¿Y para qué chingados se metió a concursar en primer lugar?

  3. Alberto Chimal 26 junio, 2009 en 06:38

    Espero que te haya ido bien, pero estoy de acuerdo: a vivir, chingao.

    Un abrazo.

  4. Paula 26 junio, 2009 en 13:40

    Estimado H, ya deje de ver esa telenovela… qué clase de nuevo rico le dijo que ese happy meal es lo que todos queremos comer? No hay como la slow food… Live and let die…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: