malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

democracia en huelga de hambre

26 razones por las que hay que anular el voto.pablo_raphael.harmodio.wiki

Huiquifiqué este texto a partir de un original de mi amigo Pablo Raphael, cuya pluma y persona admiro mucho, y con quien disiento en este particular asunto del voto en blanco.

1: Porque tanto la anulación del voto como el voto por un candidato independiente o ficticio están consagrados en la Constitución, y también en la línea vacía de la boleta electoral, donde uno puede escribir el nombre de algún candidato independiente (que por supuesto no tiene el derecho de ganar).
2: Por honrar a los fundadores de mi país, que comparados a los enanos circenses de la oligarquía reinante adquieren una estatura mayor.
3: Porque fue una larga lucha para las mujeres, y anulando su voto las mujeres no renuncian en lo absoluto a la democracia, sino que a través de ella dicen: basta.
4: Por la interminable lista de quienes dieron su vida por La Democracia y no por esta mascarada de democracia en donde reinan la impunidad, la estulticia la ley del Techingo.
5: Por los periodistas asesinados en su defensa, a quienes les preguntaría: ¿darían otra vez su vida por defender al consejero Ugalde, al Panal, al Partido verde? ¿Por eso la dieron, o por la democracia verdaderamente ciudadana que, Juárez mediante, nos está esperando en el futuro?
6: Porque espacio que se cede se pierde: por eso hay que hacer la cola y escribir el nombre de un candidato independiente o inexistente o al menos una espantosa EQUIS que diga por una vía pacífica: esta no, así no es mi democracia.
7: Porque si el número de votos de Esperanza Marchita fuera mayor que los del PAN y PRI juntos estaríamos dando una mensaje claro, verdadero, distinto: podemos unirnos: podemos hablar con una sola voz: podemos fundar una nueva república basada en la honestidad, la verdad, la decencia.
9: Porque anular el voto no es abstenerse. Votar por Esperanza Marchita es participar de la democracia, acaso de una manera más arriesgada.
10. ¿Con qué legitimidad gobernaría un presidente que quedó en segundo lugar tras el voto en blanco?
11. Porque anular el voto no es ninguna pataleta (es un acto legal), tampoco es clamar por la paz a golpes (anular el voto también es democracia: ANULAR EL VOTO ES TRANFORMAR LA ELECCIÓN EN UN REFERENDUM).
12. Porque el voto en blanco también es universal, libre y directo.
14. Porque anular el voto es precisamente un instrumento de presión para esa institución marchita que tanto le ha dado y quitado a nuestra mascarada de democracia: el IFE.
15. Porque decirle NO a las instituciones es ayudar a perfeccionarlas.
16. Porque la derrota del PRI fue un espejismo: no hemos salido del sistema autoritario. ¿La prueba? En cuanto los ciudadanos se organizan para tomar una iniciativa, los poderes fácticos olvidan sus diferencias y cantan a coro: anular el voto es un peligro para México.
17: Porque sólo la organización ciudadana, la toma de conciencia, la resistencia civil contra un estado en proceso de putrefacción nos permitirá dejar de ser un país de telenovela y telediarios bananeros.
19: Porque ¿te imaginas las consecuencias de una mayoría de ciudadanos que, anulando su voto, crean una crisis política que obligue a reformar, recrear, repensar las instituciones?
20: Porque, si bien existen candidatos que merecen ser votados, que se les vote: estoy seguro que son una delgadísima minoría.
21: Porque votar en firme no sirve para construir un nuevo sistema de partidos: llevamos votando desde el 88… ¿qué ha cambiado? ¿qué ha mejorado?
22: Porque algún día votaré por candidatos que representen a los ciudadanos y no autorepresenten sus intereses.
23: Porque votar por Esperanza Marchita no es pesimista ni cursi: al contrario: ¿qué acto más idealista que renunciar a votar votando?
24: Porque votar es un acto de libertad, y este sistema impide la participación de candidatos ciudadanos, se opone a la rendición de cuentas y a la transparencia del ejercicio del poder: la dictadura perfecta no ha muerto, sólo se ha espectacularizado.
25: Porque a diferencia de tomar el Congreso o dar un golpe de estado, anular el voto no es un acto ilegal, ni un acto de terrorismo: ni siquiera un acto de vandalismo. Votar por Esperanza Marchita es resistir de manera legal y pacífica. anular nuestro voto es poner NUESTRA DEMOCRACIA EN HUELGA DE HAMBRE.
26: Porque no tenemos otra alternativa.

2 Respuestas a “democracia en huelga de hambre

  1. Alex 10 junio, 2009 en 18:50

    Chale, ya no sé qué pensar. Según yo habría que votar por los partidos pequeños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: