malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

Esto no es invierno, es una puta glaciación.

Disculpe el lector que aderece mi prosa con leperadas, pero por algún artilugio semántico las leperadas que prouncio me calientan (no así las que son pronunciadas a mi efecto). El calor no dura mucho, justo después de pronunciadas todas y cada una de las partes que me componen se me enfrían de vuelta y hay que buscar una nueva manera de calentarse, una que abarque más ampliamente el cuerpo: las leperadas sólo calientan la imaginación, acaso las cuerdas vocales, nada más. Calentarse es una empresa que puede consumir todo el día, especialmente si uno es afecto al espacio abierto. Existen varios métodos para calentar el cuerpo. El problema con esos métodos es que nunca asumen que uno necesita calor de urgencia, inmediatamente. El proceso de calefacción necesita tiempo, jamás parte del supuesto de que uno se está cagando de frío y los dedos le tiemblan y el tórax se reduce al mínimo común denominador entre un cuerpecito humano acostumbrado a sus treinta y tantos centígrados de todos los días y una calle nevada con un viento que parece provenir desde alguna fuente omnisciente capaz dee penetrarlo todo, de calar hasta el rincón más íntimo de los huesos, de enfriarlo todo. La risa, esa también calienta. Cuando las calles se cubren de hielo y las viejitas artríticas se tropiezan con un obstáculo invisible imaginado por la asociación malhechora del hielo y las maltrechas plantas de los pies de la viejita y la pierna se levanta y la viejita cae al suelo asida a la correa de su perro como si la reputación le fuera en ello o peor aún como si el perro tuviera conocimientos de primeros auxilios y fuera capaz de esperarla al final de la caída con una malla elástica que la salvara por igual del golpe y del ridículo. Claro que la frase anterior funciona mejor si el sujeto en caída libre es un profesional de corbata, sombrero y portafolio en vez de perro: el ridículo es directamente proporcional a la distancia que te separa de él. Las carcajadas me calientan un poco, quizá sea solamente el humo de las bocanadas de risa en el aire congelado las que envuelven la percepción en una sensación de calor perfectamente imaginaria. Último recurso: auto.generar calor, es decir, repetir diez mil veces la palabra calor hasta crear un manto fonético que envuelva al hablante y lo protega del frío. Calor calor calor calor cierra los ojos calor calor viejitas en picada calor calor calor los perros no se resbalan en el hielo calor calor calor más vale dos buenas pezuñas que un par de zapatos calor le faltan dos patas a la viejita para no resbalarse calor calor calor no. Tampoco funciona. Me voy a soplar las manos.

7 Respuestas a “Esto no es invierno, es una puta glaciación.

  1. paso a paso 10 enero, 2009 en 23:10

    En mexico no hace frio, al menos aqui en la laguna.

  2. Mediopelo 12 enero, 2009 en 09:58

    Pues en Compostela sí que hace más frío que nunca. Suscribo la teoría de la glaciación. A mí lo que me calienta es ver jugar a Messi mientras tomo una copita de vino y un poco de jamón…

  3. JORGE SOLANA 13 enero, 2009 en 19:19

    Saludos Sr Armodio.

    La guerra es un invierno metálico donde los estados naturales de la existencia se congelan hasta su destrucción.

  4. Alberto Chimal 14 enero, 2009 en 02:16

    Querido Jorge, saludos en una noche.fría.defeña.🙂

    Muchas gracias por la visita y la propuesta poeiana, que a mí me interesa mucho sea panadera o no. Ojalá la puedas escribir. Un abrazo.

  5. eltaza 16 enero, 2009 en 06:45

    El frío ¿se pega de blog a blog? Porque si es así, por un rato no voy a entrar a blogs europeos, no se que se esté colando por aquí. Qué pinche frío que se nos vino a plantar al Defe.
    …y ni nieve ni Sena ni euros para taparnos.

  6. harmodio 16 enero, 2009 en 12:26

    Ay amiga. Aquí los euros tapan bien poquito. Y no es precisamente por que haya mucho qué tapar.

  7. JORGE SOLANA 16 enero, 2009 en 23:56

    Disculpa;hasta la H que es muda se me olvido poner en tu nombre: Harmodio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: