malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

obituario.2

Rodolfo Zolá García Zapata nació en Izamal, Yucatán, en febrero de 1914, de padre hispanoparlante y madre mayaparlante. De su padre se sabe que llegó a Yucatán escondido en un cargamento de ajos proveniente de Puerto Limón, Costa Rica. Los que conocían las razones de su huída se fueron con ellas a la tumba. Se sabe también que era masón, maestro de música y que vivía en una casa aledaña a la del cura. Se sabe también que bautizó a sus hijos con nombres estrictamente ajenos al cristianismo: Rodolfo Zolá, Juárez Harmodio, Nívea, Grecia, Vargas Vila. Se sabe que era un hombre generoso, cultivado y honesto, y que estos atributos llenaban de celos a la curia. Se sabe que murió joven, cuando Rodolfo Zolá contaba apenas con seis años. Es decir, que murió en 1920, después de haber paseado con su hijo por el cerro, en donde pescó frío. Su hijo, el futuro general Zolá, lo recordaría por el resto de sus días. A lo largo de sus noventa y tantos años de existencia, Rodolfo Zolá guardó con él un retrato a pluma de sus padres, ante el cual se postraba a diario en un ritual pagano. Con la cabeza gacha, les prometía que sería digno del ADN moral que ellos le habían heredado: generosidad, honestidad, sabiduría (¿Cómo debe ser el hombre? Inteligente, valiente y bueno). La infancia de Rodolfo Zolá terminó ahí: la muerte del músico, masón y maestro fue un baño de sal de plata que retrató con nitidez de nitrato la paternidad justa, cariñosa, recta. De su madre, Cenobia Zapata, se sabe poco. Que hablaba maya. Que cuando Zolá cumplió catorce años lo bendijo con una moneda de un peso, cuyos cien centavos consustanciales le permitieron llegar a la ciudad de México y enlistarse en el ejército.

Anuncios

Una respuesta a “obituario.2

  1. Linda Benavides 1 marzo, 2009 en 04:43

    Acabamos de regresar de Izamal, Yucatán,cuna de Don Rodolfo Zola, visitamos el Palacio Municipal y encontramos que en 1916 fué Presidente Municipal nuestro bisabuelo Rodolfo García Ramirez, del cual se encuentra una foto en la sala de Presidentes, y conocimos el magestuoso cerro del Kinishkakmó que resultó ser una hermosisima piramide, de la cual siempre estubo muy orgulloso Don Zolá. te voy a mandar los fotos para que lo veas.

    Y mi tía se llama NIVIA o Nivéa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: