malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

objeción contra los objetos

En la naturaleza no existen los objetos. En la naturaleza existen los seres vivos: eso ya lo sabemos. Existen también los cuerpos minerales: la piedra, el cerro, la arena del desierto. ¿La piedra es un objeto? No: es un sustrato. Da sustento. Yo creo que la piedra, el mineral, la tierra, el planeta, es un ser vivo de otro tipo: vivo de una vida más lenta, a.biológica: vida sin fecha de caducidad (quien dice a.biológico dice a.temporal). La vida de las piedras, la vida de los minerales, es de tipo estelar, galáctico: vida gravitatoria. Abre cita: todo cuerpo que posea masa ejercerá una atracción gravitatoria sobre cualquier otro objeto con masa, independientemente de la distancia que los separe. Si la fuerza gravitatoria es un sentimiento (la única emoción posible de las piedras), entonces las piedras son también seres vivos: esto le conviene a mi argumento: mi argumento es que en la naturaleza no existen los objetos, porque los objetos son creación del hombre, desde el primer cuchillo de obsidiana al cluster de 22 por 4 procesadores, los hombres crean y creen en los objetos. El primer paso es la fabricación, el uso, la utilización, la utilidad del objeto. Su comercio: su valor (siempre ficticio, ¿por qué vale el oro? ¿qué tiene el oro que no tengan otros minerales? ¿su escasez? ¿su brillo? ¿y el titanio? ¿y el plutonio?)). Su esclavización: la máquina. Nota 22608a: tengo que leer De máquinas y seres vivos, de Varela y Maturana, filo.biólogos chilenos. Y el Anti.edipo de Deleuze. / Hoy a las 6:15 de la mañana, por primera vez en cuatro meses, empecé a superar el musofobia blues: volví a escribir. No hay objeto más dulce que la pluma.

Anuncios

6 Respuestas a “objeción contra los objetos

  1. Alex 22 julio, 2008 en 18:49

    Me pregunto cuál es el objeto de filosofar de esta manera…

  2. Gustavo Munoz 23 julio, 2008 en 09:13

    ¿Hasta dónde hemos llevado la objetación del mundo? Incluso todo mundo quiere ser el objeto del deseo de otro u otra. Queremos ser objetos y por tanto tener un valor.
    El valor de un objeto siempre es ficticio, por lo tanto, calificarlo como tal es inútil. Eso concediendo que todo lo que hace el hombre es ficticio. En ese sentido, una novela es ficción, su historia es ficticia y el valor que le damos también lo es. Otros le llaman artificial, en oposición a lo natural. Tampoco compro mucho esa distinción si está bañada de tintes peyorativos.
    ¿El hombre es creación del hombre? Al menos algunas definiciones de hombre sí que lo son. ¿Es el hombre un objeto? Para algunos sí. ¿En el concepto “objeto de deseo” se usa objeto como objetivo/meta o como la-cosa-que-se-desea? Yo creo que lo segundo.
    Hombre como creación del hombre. Hoy día, el hombre civilizado parece más creación del hombre que de la “naturaleza”. Yo digo que es una ilusión óptica. Sólo hace falta ver algunas iteraciones de lo que la “naturaleza” creó y tenemos al hombre actual. Y con él, todo lo que él crea y el valor que le asigna a sus creaciones.
    Como sea, me enamoró la idea de que la fuerza gravitatoria es el sentimiento fundamental de las cosas que percibimos, a primera vista, como inanimadas.
    Ahora bien (y con esta reflexión romántica termino), un hombre, en cuanto cosa, en cuanto masa, también tiene ese sentimiento. Habrá que comenzar a querer más a las y los obesos.

  3. Mediopelo 23 julio, 2008 en 11:05

    La realidad es materia y mente, la mente de cada ser y la continua, la de todos los que estamos y la de los que nos precedieron. O todos somos objeto, o nadie ni nada lo es. O todos sufrimos la atracción de la gravedad, o nadie lo hace.
    Qué debate interesante para sentar los fundamentos de la geología humana.

  4. Jorge Solana 23 julio, 2008 en 23:09

    Sr. Armodio: un placer el leerte.

    La palabra es el objeto que forma y transforma a la idea, a todo lo existente y a lo no existente.

  5. paso a paso 24 julio, 2008 en 04:11

    Una piedra en mi camino
    Me enseño que mi albedrío
    Era mirar y mirar

    Después un editor me dijo
    Que para exorcisar el hastio
    un libro habria que publicar

    No tengo velo ni carro
    Ni tampoco tengo varo
    Pero historias se contar

    Con la pluma o el teclado
    Siento y pienso el estrago
    De mis letras al pasar

    Bla bla bla
    Glu glu glu

  6. nadie 6 agosto, 2008 en 05:39

    y cómo hace uno para dejar una relación que se fue a la mierda? de una persona que entre más se busca más se aleja. cómo hace para no tener miedo de irte sin pensar que también te quiere y alejarte hará que te olvide, pero estar es sufrir? ja no te burles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: