malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

Ausente

Tomado de Fragmentos de un discurso enamorado
De Roland Barthes

AUSENCIA: Todo episodio de lenguaje que pone en escena la ausencia del objeto amado –cualesquiera que sean las causas y la duración – y tiende a transformar esta ausencia en prueba de abandono.

1. Tantas melodías, tantos lieder, tantas canciones sobre la ausencia amorosa. Y, sin embargo, no encontramos esta figura clásica en el Werther. La razón es simple: en él, el objeto amado (Charlotte) no se mueve; es el sujeto amoroso (Werther) quien, en determinado momento, se aleja. Ahora bien, no hay más ausencia que la del otro: es él quien se va, soy yo el que se queda. El otro está en estado de partida perpetua, de viaje; su vocación es migratoria, huidiza; yo soy el que ama, mi vocación es la opuesta: sedentaria, inmóvil, dispuesta, a la espera, apilado en un rincón, en sufrimiento, como un bulto extraviado en la estación del tren. La ausencia amorosa va sólo en un sentido, y no se puede decir más que a partir de quien se queda –nunca de quien se va: yo, siempre presente, no se puede constituir más que frente a ti, sin cesar ausente. Decir la ausencia es postular que el lugar del sujeto y el lugar del otro no se pueden permutar; decir la ausencia es decir “me aman menos de lo que yo amo”.

2. Históricamente el discurso de ausencia ha sido enunciado por la Mujer: la Mujer es sedenaria, el Hombre es cazador, viajero; la Mujer es fiel (espera), el hombre trota mundos (navega, seduce). Es la Mujer quien da forma a la ausencia y construye su ficción, porque ella tiene tiempo, de tejer, de cantar, […] las canciones de Hilanderas dicen al mismo tiempo la inmobilidad y la ausencia. De aquí se deduce que en todo hombre que habla de la ausencia del otro se declara lo femenino: este hombre que espera y sufre ha sido milagrosmente feminizado. Un hombre no se feminiza porque sea invertido, sino porque está enamorado. (Mito y utopía: el origen perteneció, el avenir pertenecerá a aquellos en quienes se halle lo femenino).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: