malversando.blog

Monóbologo interior de @harmodio, maestro de obra electro.literaria (y un tropo entre paréntesis agrega: una bicicleta huiqui descendiendo a toda lentitud por la carretera vecinal del la literatura open source).

refritos de catedral.egótica presenta

miércoles, passage.molière (5/abr/2006/10:51) El desamor se puede explicar con metáforas atléticas. Vas corriendo enamorado, creyendo que es maratón y es plano, pero un día alguien te manda al diablo y te das cuenta que la carrera es más corta y tiene obstáculos. Tú no eres velocista, pero sigues corriendo. Y te acostumbras, y poco a poco entiendes que la libertad está precisamente ahí, en el instante de flotación que te da el salto de obstáculos. En eso, alguien a lo lejos se enamora de tí, y se va acercando, acercando, acercando, hasta que entiendes que es tu turno, ahora te toca a tí mandar al diablo, pasar la estafeta, causar el desamor: volverte obstáculo. Sí, el desamor es una estafeta, una estafeta para abrir los ojos de los que corren creyendo que es maratón y es plano.

Anuncios

3 Respuestas a “refritos de catedral.egótica presenta

  1. cesar ibarra 19 septiembre, 2007 en 23:35

    QUE PASA PRIMO ANDANTE, ESPERO QUE ESTAES BIEN, HACIA RATO QUE NO ENTRABA A MALVERSANDO, VEO QUE CAMBIASTES A BLOG, ESTA BONITO,, ESPERO ESTAES BIEN E INTENTARE PONERME AL CORRIENTE DE TUS ANDADAS, TE MANDO SALUDOS ,, HABLE CON FLORES AYER ESTABIEN YA TIENE PAPELES PARA TRABAJAR,, ME COMENTO QUE TE HABLARIA A PARIS,, PERO SEGUN LO QUE E LEIDO ANDAS DEAMBULANDO POR EGIPTO,, ESPERO Y TE LAS PASES A TODA MADRE,,,

  2. efg 21 septiembre, 2007 en 01:38

    Sí, claro una estafeta… ¿Sabes? Cuando era niña me gustaba correr, mucho, por todos lados, brincar y así. Mi maestro de educación física de segundo estaba seguro de que sería una gran atleta (JA JA), mi problema, decía, todo él filósofo, era que me hacía falta concentración, que no mantenía el ritmo, tenía buen ‘sprint’, pero nada de correr maratones, entonces se le ocurrió ponerme en el equipo de relevos, gravísimo error, en la primera competencia, a la hora de entregar la estafeta, la idea llegó a mi mente y se quedó un segundo más de lo que debería haberse quedado: ¿por qué chingados le voy a dar la estafeta, tan bonita que es, a esa niña mensa que me la pide como si le fuera la vida en ello? No la entregué, seguí corriendo, terminé en uno de los últimos lugares, me sacaron del equipo, nunca más volví a competir en nada. A la mierda el deporte, arriba los libros.
    El problema, verás, es que algunos de nosotros estamos obsesionados con la estafeta…

  3. harmodio 23 septiembre, 2007 en 18:54

    Essse primo!!! A mí también me habló el Flores… bien contento porque ya le dieron papeles… ¿cuándo nos echamos unas kiwas? // EFG: ¡Cuán confuso puede ser nuestro paso efímero por este valle de estafetas!!! Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: